Bodegas modulares y estructuras para eventos al aire libre

El mundo de la construcción se ha adaptado a la agitada vida moderna; dejando atrás la lentitud en los tiempos de entrega; apalancándose en técnicas que ofrecen soluciones constructivas rápidas; sin perder seguridad; resistencia y confort.

La implementación de módulos es una técnica innovadora y sostenible. Las estructuras son fabricadas casi en un 60%-a 90% en la fábrica y luego son trasportadas al lugar, donde serán ensambladas en poco tiempo.

La construcción modular ha tenido tanto éxito, que se pueden construir desde rascacielos; centros comerciales; hospitales; colegios; bodegas; hasta simples estructuras para eventos al aire libre; en tiempo record; tan solo ensamblando bloques hechos a medida o con formas tubulares.

Una bodega modular es una construcción, que puede ser permanente o transitoria, dependiendo de la finalidad con que se haya concebido. Casi siempre, están destinadas a ser reutilizadas múltiples veces y adaptadas a diferentes lugares.

Los módulos prefabricados de las bodegas modulares, permiten cubrir la necesidad de espacio; con un ensamblaje rápido; proporcionando facilidad de reubicación, con costos más bajos que una construcción tradicional; a la par que ofrecen gran resistencia y flexibilidad.

Los materiales que se utilizan para la elaboración de estas placas modulares son variados y van desde concreto, hormigón, acero liviano; hasta metal galvanizado.

Este tipo de construcción es amígale con el medio ambiente, puesto que generan menos residuos y menos derroche de materiales. La mayor parte de la construcción se desarrolla en la fábrica en forma controlada; cumpliendo con los estándares normativos de resistencia, construcción y calidad.

Se puede obtener un espacio amplio de bodegaje en pocas horas; con un requerimiento mínimo de cimentación. Proporcionando las divisiones o ensanche de los módulos; en forma ágil y fácil de acuerdo al requerimiento. Asegurando que la obra presenta las condiciones de resistencia necesaria para que dure en el tiempo.

Las estructuras diseñadas para eventos al aire libre casi siempre son temporales y pretenden agrupar gran número de personas; que asisten a conciertos; seminarios, fiestas institucionales o reuniones familiares.

El diseño estructural ofrece estructuras tubulares; elaboradas en su mayoría en acero o aluminio; que sirven como gradas, tribunas, palcos, pasarelas y vallas; que se adecuan a las necesidades del evento.

Los eventos al aire libre requieren estructuras que garanticen rapidez; tanto en el ensamble como en el desmonte final; al igual que ofrezcan; resistencia a la intemperie y seguridad en el uso, en un evento multitudinario.

Los montajes que se diseñan para soportar grandes cargas; conectan plataformas y techos con parales tubulares; que proporcionan estabilidad a toda la estructura.

La estructura de eventos al aire libre; utiliza toldos simples en forma de carpa; que requiere un mínimo de componentes, pero también; encaja diferentes estructuras con pines o amarres de ensamble que pueden ampliar escenarios, escaleras, gradas o escenarios deportivos.

Estas estructuras tubulares también son amigables con el medio ambiente; ya que no requieren cimentación, solo requieren del armado de piezas estandarizadas, con conectores que brindan soporte; ajustándose a las necesidades del evento.

Podemos ver, que, tanto en las bodegas modulares, como en las estructuras para eventos al aire libre, encontramos una forma de diseño modular; proporcionando agilidad y facilidad en el montaje de la obra; con materiales resistentes a la intemperie; que brindan seguridad y competencia con respecto a la construcción tradicional.

Share →